El gobierno dejará de incentivar a las pequeñas empresas

Empresa pequeña

Las pequeñas empresas son muy habituales en España siendo esto un problema bastante grave en muchos aspectos. Estas empresas pagan sueldos más bajos, son más débiles, más frágiles y en tiempos de crisis desaparecen con facilidad.

Para arreglar esto hay que parar de apoyarlas e incentivar el crecimiento. Si bajamos los impuestos a las empresas de menos de 10 empleados, no tendrán motivos para dejar de ser pequeñas.

El Ministerio de Economía ha apostado por eliminar los umbrales de facturación en los que las pymes tienen incentivos fiscales para tratar de que crezcan.

Siempre se suele decir que los trabajadores españoles son poco productivos. Esto tiene una relación directa con el tamaño de la empresa. En empresas de tamaño semejante, la productividad de un español es muy similar a la de un francés o alemán. La diferencia está en las pequeñas empresas.

Esta productividad se traduce en mejores salarios para los empleados. Hasta un 50% mayores en muchos casos. Además, las grandes empresas exportan más que las pequeñas e invierten más en I+D.

Las pequeñas empresas tienden a desaparecer en tiempos de crisis

Las crisis económicas destruyen empleos en todo tipo de empresas pero en algunos países lo hacen con mayor intensidad. El ejemplo más claro es España, donde gracias a las pequeñas empresas sus trabajadores tienen un riesgo mayor de ir al paro.

Entre los años 2009 y 2015 en las empresas pequeñas se perdieron el 25% de los trabajos en pymes. En cambio, en las empresas grandes se perdieron el 6%.

No se conocen todavía las medidas para comenzar este cambio, pero está claro que van en la dirección correcta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *