Han funcionado las reformas estructurales

Atomium Bruselas

El BCE ha publicado un documento en el que se analizan las reformas estructurales realizadas por la mayor parte de los países de la Eurozona en la época de crisis.

Las reformas estructurales son medidas adoptadas por los gobiernos con el fin de eliminar los obstáculos que entorpecen el crecimiento de un país.

Entonces, el objetivo de estas reformas es aumentar el potencial de crecimiento, la competitividad y otros temas.

La Comisión Europea ayuda a los países a tomar decisiones basadas en las necesidades de crecimiento de los países.

Estas medidas han sido impopulares en muchos países y han aumentado la eurofobia. Esto ha ocurrido en muchos países como Grecia, Reino Unido, Francia, etc.

En España se pudo ver durante la crisis económica que lideraba el crecimiento del desempleo. Debido a esto, se introdujo una reforma laboral para abaratar los costes de despido y modificar los convenios de empresa.

Después de estos años se puede decir que fue todo un éxito ya que pasó de ser quién más destruía empleo a ser quién más crea en todos los años siguientes.

En 2011 también se reformó el artículo de la Constitución número 135 para que la deuda no se fuera de las manos en tiempos de crisis y en tiempos de bonanza económica. De esta manera se generó confianza económica en los inversores.

La periferia de Europa fue quien se llevó la palma en materia de reestructuración económica. Países como Portugal, Irlanda, España y sobre todo Grecia tuvieron que hacer grandes reformas para contentar a la Unión Europea.

Después de analizar las reformas en todos los países, el BCE ha concluido que las reformas han sido un éxito en la mayor parte de los casos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *